¿Cómo aplicar Permacultura?

Cambiando nuestra forma de pensar, dejar de ser un consumidor inconciente y un derrochador de energía, empezar a observar los sistemas naturales y comprender como estos funcionan en un ciclo continuo, donde no se desperdicia nada y todo se aprovecha, ser un productor responsable.

Se puede empezar en pequeño o cientos de hectáreas, esta aplicado tanto a lo urbano como lo rural, a cualquier escala de diseño, en cualquier terreno y clima. En construcciones ya establecidas rediseñando o diseñando todo un nuevo rancho, granja o casa.  Se trata de trabajar con la naturaleza, más que en contra de ella.

Se puede poner en practica tanto en una ciudad como en la selva, en tu casa, en tu patio, en la escuela o un edificio. Proteger el ambiente, crear condiciones para producir alimentos, criar animales, sistemas de plantas y administrar la energía teniendo en cuenta tus necesidades materiales y espirituales.

La permacultura alienta a los individuos a ser autosuficientes independientes e inter-independientes.

Cada técnica para conservación y restauración de la tierra es ya conocida; lo que no es evidente es qué nación o grupo grande de personas está preparada para hacer el cambio.

Sin importar donde vivamos debemos empezar hacer algo. Podemos empezar primero por la disminución de nuestros consumos de energía. Se puede vivir actualmente con el 40% de la energía que usamos ahora sin sacrificar nada de valor.

-Rearreglar las viviendas para tener un uso eficiente de la energía.
-Utilizar el trasporte publico.
-Compartir movilización con nuestros amigos.
-Ahorrar agua colectándola desde los techos en tanques o reciclar las aguas grises para el sistema sanitario o del huerto.
-Selección de jabones biocompatibles.
-Utilización de biodigestores anaerobios.
-Ver soluciones en vez de problemas.
-Huertos urbanos.
-Tomar parte de la producción de aliento.

Esto no significa que debamos cultivar nuestras propias patatas pero puede significar que las podemos comprar directamente a la persona que las está cultivando responsablemente. En efecto, puede ser mejor organizar un grupo de agricultores en el vecindario que cultivar patatas.

El enfoque holístico, ecológico al diseño para el desarrollo de los asentamientos humanos, ayuda a incrementar y mejorar nuestra calidad de vida, incluyendo:

-Producción de comida orgánica (seguridad de comida).
-Renovar recursos naturales.
-Energía.
-Terreno.
-Estructuras.
-Tecnología.
-Sistemas de plantas.
-Sistemas de animales.
-Estructura social y económica.

 

Cuando las necesidades de un sistema no provienen del mismo sistema pagamos el precio en energía, consumo y polución. En este momento no podemos pagar el costo verdadero de nuestra agricultura. Esto esta destruyendo nuestro mundo y a nosotros mismos.

Todo lo que necesitamos para vivir una buena vida está a nuestro alrededor, el sol, viento, gente construcciones, piedras, mar, aves, animales y plantas. La cooperación con todos estos elementos trae armonía, la oposición a ellos trae desastre y caos.

Ser sustentable no es suficiente, es lo mínimo, es sólo mantenimiento, no se trata de destruir un poco menos, pues destruir un poco menos no es proteger el medio ambiente, se trata de aportar para promover vida. No se trata de hacer cosas que no son tan malas para otros, sino más bien, hacer cosas que sean buenas para el planeta y sus habitantes.
La clave es cooperación, no competición.