Bill Mollison

Bill Mollison nació en Stanley, Tasmania Australia (1928). Dejo la secuela a los quince años de edad para ayudar a su familia en una panadería y aprendió a ganarse la vida por sí mismo. Muy pronto se embarcó y desempeño como pescador de tiburones y hasta 1954 ejerció una variedad de oficios como forestal, aserrador, trampero y naturalista.

En 1954, Bill se unió al CSIRO (Sección de la vida silvestre) y por los siguientes nueve años trabajó en lugares remotos de Australia como biólogo. En 1963 fue el curador del museo de Tasmania, luego retornó a sus trabajo de campo con la Comisión Pesquera de recursos hídricos.

En 1966 regresó a los estudios formales, él vivió por sus propios medios, pastoreando ganado, de guardián de cafés, pescando tiburones y enseñando tiempo parcial en una escuela exclusiva para niñas. Se graduó en Biogeografía y quedó como maestro en la Universidad de Tasmania (1968). En 1974 David Holmegren era estudiante de fin de curso en la carrera de Eco-diseño y estaba realizando su proyecto de fin de curso con Bill, en el que desarrollaron una estructura para un sistema de agricultura y de estilo de vida sostenible, para lo cual acuñó la palabra “permacultura” . Esto culminó en 1978 con la publicación del libro “Permacultura I”, y un año después “Permacultura II”.

Bill ha dicho que si bien en sus inicios la permacultura apuntó hacia el autoabastecimiento de la familia y de la comunidad, “la autosuficiencia no tiene razón si la gente no tiene acceso a la tierra, a la información y a los recursos económicos”. Así, en los últimos años la permacultura se está dirigiendo también hacia estrategias para acceso a la tierra legales y financieras (tales como autofinanciamiento regional, estructuras de negocios, intercambios de servicios y productos, sistemas económicos alternativos no basados en el sistema monetario internacional como los LETS, etc). De esta manera la permacultura está tomando un rostro profundamente creativo y revolucionario.

Desde que salió de la Universidad en 1978, Bill ha dedicado todas sus energías para avanzar el sistema de permacultura y en propagar la idea y los principios a lo ancho del mundo dando el ejemplo de construir sistemas biológicos sostenibles. Paralelamente, fue formando el Instituto de Permacultura TAGARI, en Tyalgum, Australia. En 1991 ya había más de 4,000 personas graduadas, avaladas por el Instituto. Actualmente hay más de 140 Centros diseminados en 50 países (bajo el principio de no centralización), con 20 mil personas entrenadas.

En 1981 Bill recibió el Premio de “Sustento Derecho” (el Premio Nobel Alternativo) por parte del Parlamento Sueco en Estocolmo por su trabajo en diseño ambiental. Recientemente recibió el Premio “Da Twaalf Ambachetn” (Holanda); en Gran Bretaña (Sociedad Schumacher), y la Medalla Vavilov por su significante contribución a la ciencia de agricultura en Rusia (por vez primera a un extranjero).

Mollison considera que Masanobu Fukuoka (autor de La Revolución de la Brizna de Paja) sintetiza muy bien la filosofía básica de la permacultura: “trabajar con la naturaleza, no contra ella”.