-Sección en mantenimiento-

Partes De Una Planta: Tallo

Cumple las funciones de producir hojas, ramas y flores, también da soporte la planta, permite la conducción de la savia, desde la raíz hasta los demás órganos de la planta. Sostiene a las hojas, las flores y frutos.

Los tallos de las plantas crecen en dirección de la luz, porque poseen geotropismo positivo. Del tallo principal salen los tallos secundarios a medida que se van desarrollando.

Tipos de tallos

    Tallos Herbáceos: son aquellos que no han desarrollado estructuras leñosas endurecidas, su consistencia es blanda.

    Tallos Leñoso: aquellos que han desarrollado estructuras endurecidas aquello que normalmente conocemos como madera.

Clasificación según su tamaño

    Árboles: su altura es superior a 5 metros y no se ramifican a una altura considerada del suelo.

    Arbustos: miden entre 1 y 5 metros, las ramificación es este caso comienza a nivel de tierra

    Herbáceas: en estas su altura es inferior a 1 metro

Tallos hipogeos

    Los tallos hipogeos o subterráneos son aquellos que como su nombre lo indica crecen por debajo de la superficie terrestre. dentro de este grupo los principales son:

    Rizomas: tallos de longitud y grosor variable, que crecen horisontalmente a profundidades diversas según las especies. Los nudos llevan hojas pequeñas y cada año producen raíces que penetran el suelo y tallos aéreos de vida corta.

    Bulbos: son tallos muy cortos y planos; producen varias hojas carnosas llamadas cetafilos que recubren y protegen la yema apical.

    Tubérculos: son tallos que almacenan sustancias nutritivas. Tienen crecimiento limitado, no presentan habitualmente raíces y suelen durar un solo periodo vegetativo.

    Cormos: se trata de tallos aplanados y de reserva con nudos y entre nudos formados por cetafilos secos.

Tallos Epigeos

    También llamados aéreos son todos aquellos que crecen como su nombre lo indica en cima de la tierra, pueden ser rectos o ascendentes

    Tipos Tallos Epigeos

    Herbáceos: se trata de todos aquellos que no desarrollan tejidos adultos o secundarios por lo que tienen una consistencia suave y muy frágil

    Arbóreos: son tallos que desarrollan tejidos secundarios por completo son de consistencia dura, la que se debe en la acumulación de súber en ellos.

    Arbustivos o sufrutices: llegan a desarrollar tejidos secundarios pero solo en la región próxima a la base manteniendo siempre la parte superior de la planta con tejidos jóvenes.

    Caña: es un tallo herbáceo macizo o hueco que no se ramifica.

    Estípite: son aquellos tallos en los que la única yema que se desarrolla es la apical, quedando todas las demás atrofiadas. Es el caso de la mayoría de las palmeras.

    Escapo: es un tallo cuya única función es la de servir de sostén a las flores y, posteriormente a los frutos, una vez terminada su función el escapo se seca y se cae. Puede presentar o no ramificación.

Tallos Modificados

    Zarcillo Caulinar: es un tallo muy delgado que ha perdido la capacidad de formar hojas y flores. Su función es la de permitirle a la planta trepar o arrastrarse por diversas superficies.

    Estolón; es un tallo cuya yema apical tiene la capacidad de formar raíces adventicias, lo que le permite formar una nueva planta

    Tallos fotosintéticos: son tallos que han asumido las funciones de las hojas. Son propios de plantas que, por razones evolutivas, han dejado de formar hojas o estas bien se redujeron hasta volverse rudimentarias, o bien fueron modificadas hasta perder la capacidad fotosintética. Estos tallos a su vez pueden ser:

    Platiclados: que son planos

    Filocladios: que son tallos que han adoptado también la forma de una hoja

    Cladodios: que son planos y suculentos

top
top